Home Justicia Justicia UNA MUJER VA AJUICIO POR EL ASESINATO DE SU MADRE

UNA MUJER VA AJUICIO POR EL ASESINATO DE SU MADRE

PUERTO RICO- Una mujer de 32 años y su pareja de 25, deberán afrontar el juicio oral y público en el que podrían recibir una dura condena, por el crimen a balazos de María Ester Yess, de 63 años, madre de la acusada. De acuerdo a la investigación, madre e hija mantenían una discusión de vieja data por la venta de un terreno que Yess se negaba a desprenderse del bien, mientras que la hija quería venderlo. El requerimiento de elevación a juicio firmado por el fiscal Jorge Fernández, fue avalado por el magistrado Roberto Sena, subrogante en el juzgado de Instrucción 1 de esta ciudad. La acusación contra Andrés Mires es por el delito de “homicidio calificado por el vínculo”, en razón del nexo de sangre que la unía con la víctima. En tanto, sobre su pareja, Paulino Olmedo, deberá responder como “partícipe primario”, por lo que en caso de ser hallado culpable, recibirá la misma pena que pudiera caberle a la mujer. El expediente fue girado al Tribunal Penal 2 de Posadas, donde se desarrollará el debate.

 


El crimen tuvo lugar poco alrededor de las 21 del domingo 24 de julio de 2016, en la vivienda de la víctima, sobre calle Río Grande al 145, pleno centro de esta ciudad, donde Yess además poseía un kiosco.

La mujer recibió un disparo calibre 22 milímetros que ingresó por el parietal derecho y salió por el pabellón auricular izquierdo. En principio, se habló de una tentativa de robo frustrada en el local comercial. Después, de una suerte de venganza por parte de un hombre que días antes había salido en libertad tras cumplir una condena por violar a una familiar de la víctima.

Pero los policías que investigaban el caso, inicialmente con el juez Correccional y de Menores, Osvaldo Rubén Lunge –subrogante en el juzgado de Instrucción-, afianzaron la línea que conducía a MIeres, la propia hija de Yess.

En principio, las pericias criminalísticas confirmaron que el disparo fatal fue gatillado desde la puerta interior del kiosco y no desde la calle, como se creyó en un principio. La prueba de parafina confirmó aquella teoría, tras dar positivo sobre la hija de Yess.



Los investigadores comenzaron a tejer la oscura trama que los llevó a la pareja de esa mujer. El hombre fue apresado al día siguiente en Caraguatay cuando acababa de desarmar la motocicleta en la que había sido visto merodeando cerca de lo de su suegra la noche del crimen.

De acuerdo a la reconstrucción, una semana antes de ser asesinada, Yess se reconcilió con la imputada y le permitió volver a casa. Mantenían una discusión de vieja data por la venta de un terreno: la madre se negaba a ofrecerlo en el mercado, mientras que la hija quería venderlo sea como sea.

 

La principal hipótesis apunta, entonces, a que la hija de Yess y su pareja habrían pergeñado el asesinato con el objetivo de finalmente quedarse con el dinero de ese terreno. Y aprovecharon la liberación de aquel condenado por abuso sexual para desviar la atención.

 

 

 

Volver

 

 

 


UNA MUJER VA AJUICIO POR EL ASESINATO DE SU MADRE

Estamos en Facebook

Apoyan este sitio

 

 

 

Comunicate

Comunicate con la Dirección escribiendo a info@puertoricoaldia.com